Usamos cookies para garantizar que le brindemos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo con ello. Aceptar Rechazar Política de Cookies

Planchas de Pelo, uno de los Mejores Productos que nos ha dado La Evolución

Planchas de Pelo

Planchas de Pelo, uno de los Mejores Productos que nos ha dado La Evolución

Las Planchas de Pelo han evolucionado a pasos agigantados y son uno de los mejores productos que nos ha dado la evolución tecnológica en el cuidado del cabello. Un aliado siempre a mano. Desde los primeros modelos, que llegaron a nuestras casas allá por los años 80, hasta las planchas actuales, son muchas las mejoras que han ido incorporando estos pequeños dispositivos.

El calor deshace las uniones entre las partículas, cambiando la estructura de los aminoácidos que conforman el cabello, lo que provoca que el pelo se alise. Tras retirar la plancha, el cabello se enfría y las uniones se recomponen manteniendo la forma. Para que este proceso no dañe las fibras, es importante utilizar planchas que controlen tres factores: el material de revestimiento, el tipo de placas y la temperatura. Aunque también es recomendable usar siempre un protector de calor.

El material es el primer factor a tener en cuenta. Los primeros modelos llevaban placas de metal (acero); el calor excesivo que generaban podía llegar a deteriorar seriamente la salud del cabello. Más adelante llegaron las placas de cerámica, y hoy existen nuevas combinaciones que aseguran un cuidado impecable.

Estos son los tres revestimientos más empleados: Placas de cerámica. Supusieron una revolución en el mundo del alisado del cabello. Este material permite un deslizamiento suave, así como una excelente transmisión del calor. Placas de turmalina. Esta piedra semipreciosa es capaz de alterar su polarización eléctrica cuando la temperatura sube. Cuando se calienta, emite una carga de iones negativos que generan un efecto anti-encrespado y abrillantan la superficie del cabello. Placas de titanio. Conduce mejor el calor, es más duradero y resistente y logra alisados perfectos que se mantienen en el tiempo. Además, ofrece tecnología iónica y se calienta con rapidez. También hay planchas que combinan cerámica y revestimiento de turmalina o titanio.

A la hora de escoger una buena plancha para el pelo, es fundamental asegurarse de que tiene el ancho adecuado y de que permite una buena regulación de la temperatura. Los modelos más anchos son más rápidos y eficaces, mientras que los más estrechos permiten conseguir otros efectos en el cabello, como ondas o rizos.

La temperatura ideal para alisar el pelo está entre 180° y 190°. Dependiendo del grosor y la resistencia del cabello podremos elegir temperaturas más elevadas, pero es preferible no superar los 200°. Las placas pueden ser fijas o flotantes (basculantes). Las primeras proporcionan resultados eficaces y duraderos, aunque algunos profesionales recomiendan elegir placas flotantes, ya que se mueven en todas las direcciones y reparten la presión y la temperatura sobre el cabello de forma más equitativa. Imetec Bellísima evoluciona cada año por su bienestar y cuidado de su cabello.

Compartir


Lista de Espera Le informaremos cuando el producto llegue a Stock. Deje una dirección de correo electrónico válida por favor.